Abuelo Actual: El Blog

Switch to desktop Register Login

Comidas durante la Navidad: Los excesos no van bien con el tratamiento de Sintrom

 Comidas Navidad Comidas Navidad

Durante los días de Navidad la mesa es la reina de las fiestas. La culpable de excesos y causa, muchas veces, de las alteraciones en el control del tratamiento anticoagulante oral (Sintrom). Se suceden durantes estos días las grandes comilonas en familia, los picoteos, las copas extras…

Y lo peor es el cambio de dieta que supone. Porque no nos cansamos de repetirlo: lo que mejor le va al tratamiento con anticoagulantes orales es una dieta regular, en la que se puede comer de todo pero de forma normal y sin alteraciones bruscas con cambios de alimentos o cambios en las cantidades ingeridas.

Con Sintrom hay que tomar de todo de forma variada y equilibrada. Así que mantener este imperativo a raja tabla durante los días de fiesta puede ser complicado. Por regla general, es importante que los alimentos se vayan rotando y evitar dietas durante días seguidos de un mismo tipo de alimento, especialmente, los ricos en vitamina K, como coles, brécol, repollo y otros vegetales de hoja verde, que consumidos con cierta abundancia pueden interferir en la medicación. Es decir, como el Sintrom es una antivitamina K, consumir vitamina K en abundancia reduciría los efectos del Sintrom para evitar coágulos.

La palabra clave durante estos días es moderación. Los cambios de dieta, los turrones y el alcohol no le van nada bien al Sintrom y pueden alterar los controles del tratamiento.

Pero, ¿qué pasa cuando se dejan de tomar estos vegetales de forma brusca? Porque está claro que en Navidad se comen pocas ensaladas y poca verdura… Pues que la dieta de estos días sería deficitaria en vitamina K y podría ocurrir lo contrario de lo descrito anteriormente: que hubiera peligro de hemorragia. Así que, el mejor consejo es que si come habitualmente verduras de hoja verde de forma habitual, no deje de tomarlas durante muchos días seguidos durante las fiestas de Navidad.

Aquí tiene una lista de alimentos con alto contenido en vitamina K: espinaca, acelga, brócoli, coles, calabaza, pimiento, espárragos, lechuga.

Hay otros alimentos flatulentos que aunque no son verdes pueden tener adversos y deben restringirse al máximo: chocolate, turrones o mazapanes, curiosamente. Así que, por Navidad, este tipo de dulces, con moderación.

Y moderación también en lo que se refiere al alcohol. El vino o cerveza en las comidas, siempre que no le hayan restringido el alcohol por otros motivos, debe tomarse en cantidades moderadas. Los excesos en la cantidad o la ingesta de bebidas alcohólicas más fuertes pueden alterar muchísimo el control del tratamiento anticoagulante oral.

Por último, y a modo de resumen: no cambie de forma abrupta su dieta durante muchos días seguidos en Navidad. Compense, si es que se da, la falta de ingesta de vegetales o verduras tomándolas en otras comidas, como la cena. Coma con mucha moderación el turrón, y no abuse para nada del alcohol.

A disfrutar de todo, pero con moderación.
¡Feliz Navidad!

¿Dónde puedo leer más sobre el tema?

Te recomendamos leer el Blog de Monitor Medical.

Valora este artículo
(3 votos)
volver arriba

ABUELO ACTUAL - Todo para el Bienestar de los Mayores - 2012

Top Desktop version